Fatoumata Diawara seduce con su magnetismo racial

Fatoumata-Diawara-04Cuna de algunos de los nombres más aclamados de la música africana contemporánea, de Mali brota con fuerza la nueva gran voz del continente negro. Pero Fatoumata Diawara no es tan sólo una cantautora al uso, sino una artista total cuya energía se desborda en los escenarios, de una manera embriagadora y sobrecogedora al mismo tiempo.

Emigrada a París, donde reside desde los 18 años, inició su carrera artística como actriz en el cine y trabajando en algunas obras de teatro. Al mismo tiempo, componía canciones y actuaba en locales de la capital francesa aunque, según confiesa ella misma, su verdadera pasión ha sido siempre bailar, algo que empezó a hacer desde niña en la compañía de danza de su padre y que expresa de una manera visceral en el clímax de sus actuaciones en directo.

Aún así, su voz está impregnada de la calidez profunda con la que siempre ha sabido seducir la música negra. “La voz ha sido mi primer compañero. Me separé de mis padres muy pronto y fue un cambio brutal porque descubrí la vida de golpe. Intentaba entender por qué mi padre me enviaba lejos y, en vez de llorar, convertí las lágrimas en canto. Escribía metáforas para entender las cosas. Cantaba para poder sentirme bien. Y recuperaba la sonrisa, como si cantar me aliviara“.

FatouDefensora de los derechos de la mujer

Como gran parte de los artistas del continente africano, las letras de sus canciones expresan un compromiso militante con el destino de su pueblo, a través de canciones que hablan de los derechos de la mujer, que denuncian la ablación y el drama de la emigración, que alientan a las madres para que no abandonen a sus hijos… Canciones que subrayan la necesidad de amor y paz para construir un futuro para las nuevas generaciones.

Una conciencia social que la ha llevado a promover recientemente proyectos como “30 Songs / 30 Days” en favor de los derechos de la mujer en el mundo, o “Voces Unidas Para Mali”, que reclamaba el fin del conflicto bélico que asola su país. “No pretendo convencer a la gente, demostrar nada a nadie, sólo busco comunicarme, compartir. Con amor, ternura…”, explica la artista, que se arropa de una música minimalista que bebe de la tradición folk Wassalou de su pueblo, y que discurre entre el funk, el jazz, y el soul, con una energía contundente.

Antes de publicar su primer trabajo discográfico “Fatou” a finales del pasado año, tuvimos la oportunidad de escucharla en trabajos de artistas consagrados como Dee Dee Bridgewater, la Orchestre Poly-Rythmo, Cheikh Lô, Afrocubism o su gran mentora, Oumou Sangaré, a la que dedica el tema “Makoun Oumou”. Alentada a tocar la guitarra por la mismísima Rokia Traoré, Fatoumata Diawara ha querido rodearse de músicos consagrados como Tony Allen, Toumani Diabaté o el bajista de Led Zeppelin, John Paul Jones, en su álbum de debut.

A modo de aperitivo de sus ineludibles directos, os dejamos esta versión de “Kèlè” en la que se revela su magnetismo racial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s