Acetre sitúa Extremadura en el mapa musical

Un coro inicial de voces femeninas nos transporta a paisajes del centro y norte de Europa, pero es sólo un espejismo, nada que ver con las voces búlgaras o escandinavas. La percusión de panderos, tambores turcos o darbukas irrumpe súbitamente tejiendo una danza ancestral con las cuerdas de violines, laúdes y bouzukis, y los sonidos de viento de flautas, acordeones y una gaita extremeña: es La danza del Mostrenco (ver aquí), el impresionante tema que abre el último trabajo de Acetre.

Surgido en Extremadura hace más de 30 años, Acetre es aún hoy en día un gran desconocido en el panorama musical de nuestro país, a pesar de que acaba de ser elegido como el segundo mejor grupo folk español de los últimos 10 años, según la crítica especializada en la revista Interfolk. Su trabajo más reciente, Dehesario, se situó también como el quinto mejor disco español en la lista europea de críticos de world-music del pasado año 2008.

No es para menos, hablamos de un trabajo sencillamente extraordinario, original y sorprendente, que merece redescubrir a esta formación nacida en la localidad de Olivenza, en Badajoz, en 1976, y que cuenta con un gran número de integrantes, siguiendo la tradición de las rondas populares, entre los que destaca la voz de Ana Márquez.

Fruto del engranaje intercultural de su origen geográfico, la música de Acetre (vaso pequeño con asa donde se lleva el agua bendita con la que se hacen las aspersiones) parte de los palos tradicionales de la música extremeña, influenciada por los fados y corridiños portugueses. Su primer trabajo publicado en 1985, Extremadura en la frontera, fue toda una declaración de intenciones sobre el universo multicultural que ha ido abarcando su evolución musical en estas últimas tres décadas.

Con el tiempo, sus arreglos empezaron a introducir sonidos de teclados, bajos eléctricos o violines, con influencias jazzísticas, especialmente a partir de 1997, cuando los componentes del grupo deciden indagar en trabajos más creativos porque de no ser así, “la música se queda en el museo”, según palabras de uno de sus miembros y compositor de gran parte de sus temas; Jesús Tomás Sousa.

DehesarioDehesario es la culminación de esta aspiración artística, su séptimo trabajo en el mercado, grabado entre Sevilla, Lisboa, Santiago, París y Madrid, pero con sello inequívocamente extremeño, en el que han intervenido como colaboradores artistas de varios países como el francés Robert Legall del grupo Gwendal. Junto a composiciones propias del grupo, los 13 temas que incluye el disco recuperan canciones tradicionales de la región, muchos de ellos cantados en una variedad dialectal del portugués propia de la zona.

Lamentablemente, no es fácil encontrar sus discos ni asistir a sus conciertos fuera de Extremadura, aunque tienen programada un actuación en la sala Galileo de Madrid, el próximo mes de noviembre (ver conciertos). También, a través de su página web oficial se pueden encontrar sus trabajos más recientes.

Os dejamos con un vídeo promocional del grupo, editado con motivo de su 30º aniversario.

Anuncios

4 comentarios sobre “Acetre sitúa Extremadura en el mapa musical

  1. Hola, Jordi! Bueno, en estos instantes estoy un poco liado, pero mándame un correo con los detalles al mail del blog y te responderé en un par de días (acabé hace poco los exámenes y estoy con un caos de papeles y demás en casa del copón). Te ayudaré con mucho gusto. No obstante, te aviso de que hay muchísimos conciertos de Acetre gratuitos. Bueno, tú escribeme y en un par de días hablamos. Una abraçada!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s